martes, 2 de septiembre de 2008

jugando hasta el final del día

Parque de los Niños, Buenos Aires.

1 comentario:

Carlos Becerra dijo...

Y...así son los niños...siempre intentando estirar las horas de juegos y travesuras...

Hacen bien...luego la vida te priva de esos momentos de ocio sin limites...cuando una plaza es tu castillo y las hamacas son monstruos que debes vencer.

Millones de besos.

CarlosHugoBecerra